preloder

Actualmente el enfoque de la odontología está dado hacia la estética y la mínima invasión al tejido dentario. El oscurecimiento de una unidad dentaria en el sector anterior genera una insatisfacción e incomodidad en cualquier persona. Hoy día, para corregir estos defectos se realiza el blanqueamiento interno en dientes no vitales, en el cual la unidad dentaria debe tener una ENDODONCIA (tratamiento de conducto) realizada y en buen estado en cuanto al sellado radicular.

Previo al inicio del blanqueamiento, se debe evaluar a través de una radiografía, la calidad del relleno endodóntico. Un correcto relleno no debe ser solamente para prevenir el paso de microorganismos al interior de la raíz del diente, sino también para evitar la difusión de los agentes blanqueadores, que de llegar a la raíz, puede tener efectos potencialmente perjudiciales.

La ventaja del blanqueamiento interno es que ofrece un manejo simple y conservador en el o los dientes decolorados o pigmentados, sin dañar la estructura dentaria. La técnica más usada es la de “Walking Bleach”. Entre los agentes químicos más usados se encuentran el Peróxido de Hidrógeno y el Peróxido de Carbamida, los cuales se usan a nivel de la consulta dental.