preloder

Según expertos, estamos ad portas de iniciar una era digital que cambiará la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. De ahí, la importancia de replantear la forma en que también se enseña.

La cuarta revolución industrial ha vuelto imperativo el uso de herramientas tecnológicas al momento de desarrollar diversas actividades y disciplinas, de las cuales la medicina no está exenta. Por ello, facultades universitarias del mundo las han incorporado, como una manera de complementar su enseñanza y así, mejorar los diagnósticos y tratamientos de los especialistas del futuro.

En vista del tiempo cada vez más escaso y considerando la demanda que tienen los profesionales de la salud,  es preciso aprovechar las ventajas que entregan los sistemas de automatización de tareas y trabajar con ello, desde la formación universitaria. La experiencia internacional sugiere preferir los softwares que están interconectados con otras plataformas de información y que éste, a su vez, se vincule al correo, agenda, formularios e incluso facturas.

Lo cierto es que, aplicado de esta manera, los softwares son los mayores aliados de las consultas médicas, ya sea para usar desde una agenda –que contenga el calendario de todos los profesionales de la empresa en un solo lugar, de manera organizada y flexible-, hasta gestionar una franquicia de clínicas. Su sistema diseñado para usar de forma virtual en tablets y computadores, hace posible realizar varias actividades desde la programación de una consulta hasta la gestión completa de un establecimiento.

La Facultad de Odontología de la Universidad de Concepción (UdeC), en esta senda, inició en 2017 un trabajo junto a DENTIDESK, empresa chilena proveedora de un software para la gestión de clínicas odontológicas, precisamente con el objetivo de que su producto DENTIDESK Universitario, sea utilizado por académicos y estudiantes de diferentes asignaturas.

Su vicedecano, Mario Aguirre, explicó que esta herramienta facilitará la planificación y el control de tratamientos, al estar disponible simultáneamente para todos los participantes en la atención de un paciente, lo que debiera traducirse en mejores estándares de éxito a largo plazo. Además, afirmó que aportará en mejorar la orientación y supervisión de los estudiantes.

Trabajamos en esto, con el propósito de obtener un producto final que permita a los estudiantes reconocer, con ventajas comparativas respecto a las fichas tradicionales, las características de los pacientes, por ejemplo, en situaciones de riesgo ante algunas medicaciones o procedimientos”, destacó Mario Aguirre.

Asimismo, la Facultad de Odontología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), la universidad privada de mayor prestigio de República Dominicana, cuenta en su interior con una clínica piloto, que posee este software.

Su administración está a cargo de la Dra. Vanessa Alberto, quien lleva alrededor de tres meses utilizándolo. “Nos facilita bastante la colocación de las citas, nos da alertas de los cumpleaños de los pacientes y la facturación es más fácil, porque permite ver dónde está la localización de cada carie en el dentigrama y de ahí mismo facturar, así llevamos un control. Además, los pacientes reciben a través de sus correos electrónicos sus presupuestos”, destaca.

El próximo año comenzarán a utilizar DENTIDESK Universitario, dado que los estudiantes con los cuales hoy cuenta la carrera entrarán a la fase clínica. Serán aproximadamente unos 15 alumnos los que podrán aprender con esta herramienta tecnológica.

Es un desafío atractivo porque la era digital nos impulsa a que estemos totalmente automatizados. Entonces, el hecho de ya no tener una ficha física y tenerlo digitalizado, nos agiliza el proceso. También el sistema de archivo es diferente, porque está en la nube, o sea, es demasiado práctico en comparación con lo que hacíamos anteriormente”, valora Vanessa Alberto.

Así como en varios países de Latinoamérica, el actual gobierno de República Dominicana ha llamado a este el Año de la Digitalización, lo que aplica tanto en el área de la salud como en otros procesos internos o sectores del país.

Cabe destacar que las ventajas financieras saltan a la vista al momento de preferir un software para tareas académicas de los futuros profesionales de la salud. Desde el punto de vista administrativo, el sistema es capaz de gestionar en línea toda la información financiera de la clínica odontológica de la Facultad, con las medidas de resguardo que otorga la entrega de diferentes perfiles de usuarios.

De esta manera, el software puede administrar varias sedes o clínicas odontológicas de la misma Facultad, permitiendo que incluso, cada una de ellas tenga sus propios perfiles de usuarios, alumnos, administradores y docentes,  inclusive, manejar diferentes precios.

Además, el sistema puede vincular el gasto de insumos que realiza el alumno de odontología con las prestaciones realizadas a sus pacientes, llevando un moderno sistema de inventario con código de barras, registro de fácil uso, y todo aquello que permita llevar un efectivo control de los cobros que debe realizar la Facultad por los tratamientos realizados.

Sumado a esto, permite minimizar la realización de prestaciones no presupuestadas, siendo el partner tecnológico necesario para complementar la enseñanza de los profesionales del futuro y de los administradores de las Facultades de Medicina.

 

Si quieres saber más sobre DENTIDESK Universitario, puedes revisar la página con la información completa aquí.