preloder

Está en tus manos prevenir las infecciones cruzadas en tu consultorio, y sabemos que seguramente sigues al pie de la letra el protocolo necesario. Sin embargo, en los tiempos actuales gran parte de la población sufre distintos tipos de ansiedades, y una manifestación frecuente de ellas puede ser la desconfianza ante los protocolos de higiene del mundo de la medicina en general. Seguramente ya te has encontrado algún paciente que muestra una marcada ansiedad frente a materias de higiene. No se trata de algo personal, simplemente son personas que necesitan algunas pruebas de tu parte antes de poder controlar su ansiedad y confiar en tí y en tus procesos.

Vale la pena honrar esa confianza siguiendo algunos simples consejos que, además de efectivamente prevenir infecciones, constituyen pequeños gestos que le demostrarán a tu paciente el inmenso cuidado que pones en él:

1. Atención con tus guantes: sigue protocolos y hazlo en frente del paciente

Así como la table de una cocina no se usaría para cortar carnes y luego vegetales, tu como odontólogo pones especial cuidado con tus guantes. Procura que el paciente vea este cuidado:

– Asegúrate de que el paciente vea que tus guantes han sido recién sacados de un dispensador especial y están esterilizados.

– Procura que el paciente note que, una vez con los guantes puestos, no tocarás nada más que los instrumentos o su boca.

2. Procura que la limpieza de tu despacho sea impecable

– Asegúrate de mantener los basureros absolutamente impecables y de desinfectar superficies cada vez que tienes un nuevo paciente.

3. Considera poner tu validación de la autoclave a la vista

— Si como dentista te muestras abierto a mostrar esta prueba, los pacientes más ansiosos respecto a temas de higiene van a sentirse escuchados [ellos muchas veces conocen estos procedimientos!].

4. Siempre abre las bolsas selladas con instrumentos frente al paciente

– Los pacientes más ansiosos respecto a la higiene siempre van a notar este tipo de detalles.

5. Permítele a los pacientes un espacio de confianza en donde no hay temas tabú

— Si un paciente muestra la más mínima ansiedad respecto a temas de higiene, no temas hablar del tema directamente con él y contarle cómo previenes las infecciones cruzadas.

FUENTE: CNN México